INTELIGENCIA ARTIFICIAL: LUCES Y SOMBRAS PARA EL SECTOR LEGAL

INTELIGENCIA ARTIFICIAL: LUCES Y SOMBRAS PARA EL SECTOR LEGAL


La pasada semana escribí un artículo para el blog de la Mutualidad de la Abogacía, en el que hablo sobre la Inteligencia Artificial y cómo afecta a los ciudadanos y a los profesionales del Derecho y en el mercado laboral.

En resumen, destaco:

«El potencial de este tipo de tecnologías es inmenso y, aunque su futuro está en parte por definir, ya puede vislumbrarse su impacto en el Derecho y en las profesiones jurídicas. Como juristas debemos prepararnos en todas las esferas de nuestras vidas: como ciudadanos, como clientes y como profesionales del sector legal.

El término inteligencia artificial (IA) se atribuye a los sistemas de software capaces de realizar tareas desempeñadas por el ser humano, como distinguir objetos visualmente o adoptar decisiones. Así, bajo estas siglas se encuadran tecnologías de diferente naturaleza, como machine learning, deep learning, reinforcement learning, redes neuronales, data analytics data mining, pero también los drones, los robots industriales o las prótesis robotizadas.

No se trata de una disciplina tan joven como quizás pensamos, pues su nacimiento se remonta a la década de 1950. Sin embargo, el apasionante avance tecnológico de la IA de los últimos años, su gran impacto social y económico, se ha producido gracias a los desarrollos del hardware y al aumento exponencial de la capacidad de las computadoras para tratar ingentes cantidades de datos.»


Posts relacionados